x

3 películas para reenamorarte de la profesión médica

Ser médico a veces no es nada sencillo, si ya olvidaste por qué te inclinaste por esta carrera estas películas quizás te hagan recordarlo
Share on twitter
Share on facebook

Ser profesionista no es nada fácil, ser médico es aún peor. Los desvelos, el estudio y el trabajo son una terrible mezcla que requieren una persona capaz, hábil y emocionalmente fuerte. Sin embargo, por el ritmo de trabajo y por las situaciones a las que se enfrentan, en ocasiones la estabilidad emocional puede perderse y crear un pequeño infierno.

Como médico habrás querido renunciar, dejar todo y alejarte para tomar un tiempo para ti; sin embargo, en ese momento en el que pasan miles de ideas negativas por tu mente, seguro también se presentan los porqués: el porqué sigues ahí, el porqué deseas ayudar a esos pacientes que justo en este momento te están esperando.

Ser médico no es fácil, bien lo sabes, pero cuando tengas dudas y claro, un tiempo libre, deberías ver esta selección de películas que reafirmarán tu voluntad de seguir ejerciendo la profesión:

Awakenings

Es un filme de Penny Marshall donde actúan Robin Williams y Robert de Niro. Es la historia de un neurólogo que cambia de actitud en cuanto va involucrándose poco a poco con su paciente. Es una película que enseña a amar la profesión y a aceptar que no siempre se puede ganar.

Gifted hands: The Ben Carson Story

Esta es otra excelente película para repasar la causa que te llevó a esta profesión. Los grandes esfuerzos que realizaste para llegar ahí, los consejos y apoyo de tu familia y del duro proceso de llegar a ser médico a cualquier costa. Además de tener una excelente trama, cuenta con la actuación, siempre excelsa, de Cuba Gooding Jr.

Hippocrate

Si pensabas que estaría Patch Adams estás equivocado. Esta tercera recomendación para reenamorarte de tu profesión es un filme francés (Oh la,la). Seguro que en esta película te verás reflejado en tus primeros días en el hospital. El miedo, el valor para afrontar los casos y las decepciones. Aquí recordarás las duras pruebas que has pasado y que te hacen crecer profesionalmente.

 Y luego de ver estas recomendaciones, seguro te sentirás con más fuerza y energía para continuar tu ardua labor. Así que no bajes los brazos, toma un respiro y continúa con esa linda profesión que elegiste.

Compartir

Lo más Reciente

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES DE LA SALUD