x

Chileno diseña piel fotosintética, puede regenerar tejido humano

La piel fotosintética, si pasa las pruebas clínicas, podría utilizarse para tratar a pacientes con cáncer o que necesiten de un transplante de órganos
Share on twitter
Share on facebook

Entre las tecnologías más prometedoras para el sector salud, está el uso de tejidos sintéticos. A inicios del 2018, el Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS) hizo su primer transplante de corazón artificial. Luego, investigadores texanos usaron biotecnología para crear pulmones de laboratorio. Ahora, un científico de Chile ha diseñado una piel fotosintética.

De acuerdo con EFE, Tomás Egaña presentó hace unas horas la primer versión de su piel fotosintética. Esta innovación es capaz de producir y liberar oxígeno. Por si fuera poco, también es capaz de regenerar el tejido humano. El experto latinoamericano comentó que comenzará ensayos clínicos en el Hospital de El Salvador. Se espera que la terapia ayude a los 20 participantes a sanar sus traumatismos.

Este paso es pequeño pero muy importante para demostrar la seguridad de la tecnología. Si conseguimos que sea seguro, podremos aplicar [la piel fotosintética] en otro tipo de pacientes. Por ejemplo, podría utilizarse en transplantes de órganos y enfermos de cáncer.

Piel fotosintética chilena, la primera de su tipo en el mundo

Egaña afirmó que el 90 por ciento de las células del cuerpo no son humanas. Apuntó que el cuerpo humano es un ecosistema donde conviven muchos microorganismos. La piel fotosintética surgió tras hacerse una pregunta. ¿Qué pasaría si se implantaran a pacientes microalgas capaces de hacer la fotosíntesis? Los resultados se obtuvieron gracias a la Universidad Católica de Chile.

La piel fotosintética podría ayudar a regenerar los tejidos circundantes donde se implante. Esto, porque las células humanas utilizan oxígeno para sus funciones. Como las microalgas liberan este elemento al producir energía, podrían utilizarse para tratar ciertas condiciones. En específico, mencionó heridas grandes difíciles de sanar o traumatismos acompañados de hemorragias.

También se podría aplicar la piel fotosintética para tratar otras condiciones. Egaña mencionó que podría usarse para lograr que los órganos puedan vivir más tiempo fuera del cuerpo. Así, los transplantes podrían hacerse mas fácilmente. De igual forma, se podrían utilizar en conjunto con terapias contra el cáncer para potenciar su efectividad.

Durante los próximos seis meses se llevará a cabo la prueba clínica. Lo que quiere verificarse es si los seres humanos no rechazan el implante de la piel fotosintética. Se busca que el cuerpo, una vez regenerado el tejido dañado, deseche las microalgas. De lo contrario, se analizará si también es viable retirarlas mediante una operación dirigida.

Compartir

Lo más Reciente

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES DE LA SALUD