x

La atención médica para mujeres luego de un paro cardiaco es peor que en los hombres

Las mujeres que consiguen sobrevivir a un paro cardiaco tienen pocas posibilidades de recibir una atención médica más agresiva que logre salvarles la vida.
Share on twitter
Share on facebook

Un estudio realizado por el Colegio Médico Weill Cornell, en la ciudad de Nueva York, informó que las mujeres que consiguen sobrevivir a un paro cardiaco tienen pocas posibilidades de recibir una atención médica más agresiva que logre salvarles la vida en el hospital, a comparación de los hombres.

“En la última década se ha mejorado el tratamiento en aquellos pacientes que han sufrido un paro cardiaco, pero estamos conscientes que aún hay cosas que debemos mejorar, sobre todo en las mujeres”, dijo el doctor Luke Kim, líder de la investigación.

“En 2014 más de 350 mil personas de Estados Unidos tuvieron un paro cardiaco y únicamente el 12 por ciento sobrevivió”, dijo el experto.

Kim mencionó que en su investigación, las mujeres que fueron tratadas tras un paro cardiaco tuvieron 25 por ciento menos de probabilidades de recibir una angiografía. Añadió que también tuvieron un 29 por ciento menos de posibilidades de someterse a una angioplastia.

“También se descubrió que las mujeres tuvieron un 19 por ciento menos de probabilidades de ser tratadas con hipotermia para disminuir la temperatura corporal, procedimiento que eleva el porcentaje de supervivencia sin que ocurra daño cerebral”, dijo el investigador.

“Los profesionales de la salud no están ofreciendo tratamientos agresivos a las mujeres como a los hombres y las razones de esta disparidad no están claras. Esto es preocupante porque la mujeres suelen tener peores resultados durante un paro cardiaco que los hombres, así que es posible que muchos médicos piensen que algunos de esos procedimientos no valen la pena en las personas del sexo femenino”, señaló Luke Kim.

El especialista explicó que la gente podría ayudar si aprendiera cosas sobre el paro cardiaco y a administrar RCP sólo con las manos.

“Los tratamientos para el paro cardiaco está mejorando conforme los médicos aprenden a tratar a las mujeres con procedimientos agresivos como a los hombres. La disparidad existe, pero poco a poco se está cerrando”, dijo Kim.

Los resultados del estudio fueron publicados en la revista Journal of the American Heart Association.

Compartir

Lo más Reciente

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES DE LA SALUD