x

Encuentran la hormona que eliminaría los trastornos psicosexuales

Una disfunción sexual podría ser causada por la ansiedad, el estrés u otros factores psicológicos.
Share on twitter
Share on facebook
Enfermedad Inflamatoria Intestinal

Una disfunción sexual podría ser causada por la ansiedad, el estrés u otros factores psicológicos.

Pero un estudio realizado por científicos del Departamento de Medicina del Imperial College de Londres, Reino Unido, consiguieron identificar una hormona que podría servir para desarrollar un tratamiento efectivo contra los trastornos psicosexuales.

La hormona denominada kisspeptina (kp) es capaz de aumentar la actividad en as áreas del cerebro que habitualmente son estimuladas por la excitación sexual y el amor romántico, dijeron los investigadores. “Es una hormona que activa la pasión”, mencionaron.

Los trastornos psicosexuales son comunes entre las parejas con infertilidad, que por lo general atraviesan por periodos de estrés y ansiedad debido a los problemas para concebir. Una gran parte de los métodos de tratamiento para la infertilidad se enfocan en los factores biológicos pero el papel del cerebro y el procesamiento emocional también es muy importante.

Bajo este contexto, los investigadores indicaron que una inyección de la hormona kisspeptina podría ser la solución para resolver los problemas de orden psicosexual.

Los autores del estudio mencionaron que experimentos anteriores han comprobado que la kisspeptina, cuyo origen se ubica en el hipotálamo, también está presente en otras regiones límbicas del cerebro, como la amígdala, relacionada en comportamientos emocionales y reproductivos.

Para la investigación, los expertos quisieron determinar si la hormona puede influir en el comportamiento emocional en respuesta a los estímulos sexuales.

Los científicos reclutaron a 29 hombres jóvenes sanos que recibieron una dosis inyectada de kisspeptina o un placebo. Tras la inyección, los voluntarios se sometieron a una resonancia magnética funcional, lo que permitió supervisar su actividad cerebral, mientras veían una selección de imágenes sexuales y no sexuales.

Al observar imágenes sexuales, se presentó una elevación de la actividad en las regiones cerebrales que suelen ser estimuladas por la excitación sexual y el amor, sólo tras la inyección de la hormona, pero no por el placebo.

Los resultados nos llevan a concluir que la kisspeptina mejora los circuitos conductuales en el cerebro que están asociados con el sexo y el amor romántico. Sería interesante saber si esta hormona podría ser un tratamiento eficaz para trastornos psicosexuales para ayudar a un sinfín de parejas que no pueden concebir”, dijo Waljit Dhillo, investigador principal del trabajo, cuyos resultados se publicaron en la revista The Journal of Clinical Investigation.

Compartir

Lo más Reciente

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES DE LA SALUD