x

Estado de ánimo modificaría sabor de los alimentos

Algunos alimentos pueden tener mejor o peor sabor dependiendo del estado anímico de las personas.
Share on twitter
Share on facebook

Una investigación hecha por científicos de la Universidad de Granada y de la Pontificia Universidad Católica de Argentina, demostró que algunos alimentos como el café, el chocolate, zumos de frutas o la cerveza, pueden tener mejor o peor sabor dependiendo del estado anímico de las personas.

Si una persona está sumamente preocupada por su peso, posiblemente la sensación de sabor sea decepcionante”, dijo uno de los investigadores.

La investigación publicada en la revista Food Quality and Preference, dio a conocer que  en el estudio participaron 59 personas adultas. Ninguna de ellas reportó tener problemas de salud. Posteriormente los expertos dividieron a los voluntarios en dos grupos: las personas que consumían alimentos amargos con regularidad y aquellos que no.

Todos los participantes consumieron varias tandas de alimentos amargos mientras se encontraban bajo diferentes estados de ánimo que nosotros les inducimos a través de la observación de varias imágenes. También empleamos índices afectivos derivados de expresiones faciales e indicadores del deseo de comer a partir de respuestas de aproximación/evitación”, dijo David García-Burgos, uno de los científicos participantes.

Algunos de los resultados fueron sorprendentes ya que por ejemplo, el estrés puede reducir la aversión al sabor amargo del café. “Con el chocolate observamos que las personas tienden a rechazarlo cuando aumenta la preocupación por el peso corporal”, dijo el experto.

De acuerdo con García-Burgos, estos descubrimientos dieron a conocer por primera vez no solo la relación de los componentes afectivos-gustativos en la superación del rechazo innato al sabor amargo, pues también se observó cómo los estados de ánimo influyen en el sabor de la comida que las personas consumen.

Estos resultados son especialmente importantes en la medida en que las preferencias y consumo de alimentos con sabor amargo, como ciertas verduras y frutas, se promueven para hacer  frente a la epidemia de la obesidad y para hacer conciencia sobre las dietas saludables.

Compartir

Lo más Reciente

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES DE LA SALUD