x

Exempleados de Microsoft demandan a la compañía por deteriorar su salud mental

Moderadores de Facebook, YouTube y de otras empresas de tecnología han sufrido un trauma psicológico similar.
Share on twitter
Share on facebook

Por lo regular, muchas empresas web contratan los servicios de moderadores para revisar el contenido subido por sus usuarios: comentarios, imágenes o videos que mucha veces no cumplen con las reglas de la comunidad o a veces son calificados como delictivos, por lo que se ven obligados a eliminar dicha información.

Y precisamente dos moderadores de Microsoft, Henry Soto y Greg Blauert, decidieron demandar a la empresa bajo el argumento de que su trabajo (que consistía en revisar imágenes con maltrato, pornografía infantil y demás contenido explícito) les ha causado un deterioro de la salud mental, por lo que han comenzado a mostrar síntomas de trastorno de estrés postraumático.

Según la demanda, Soto y Blauert formaban parte del equipo de seguridad online de Microsoft, formado en 2007 como respuesta a una nueva legislación federal y a las quejas de clientes acerca de imágenes perturbadoras almacenadas y distribuidas a través de los productos de la compañía.

Su trabajo consistía en ver contenido de una brutalidad horrible: asesinatos, violaciones sexuales indescriptibles, diseñados para entretener a la gente más retorcida y enferma del mundo”, se lee en la denuncia.

De acuerdo con el diario The Guardian, Soto ingresó a trabajar en Microsoft en 2007 y un año después fue promovido al departamento de Seguridad, puesto que desempeñó hasta 2014, cuando tuvo que abandonarlo por “daños en su salud mental”. El demandante alega que aún padece ataques de pánico, depresión y alucinaciones, además de que es incapaz de estar cerca de computadoras o niños. 

Tanto Soto como Blauert mencionan que en ningún momento recibieron ayuda de Microsoft para afrontar los efectos de la revisión de materiales. Señalaron que sus jefes inmediatos sólo se limitaron a aconsejarles que tomaran pausas para fumar, que dieran paseos para lidiar con sus problemas o que jugaran más videojuegos.

El señor Soto  tiene problemas para conciliar el sueño. Es como si tuviera una pantalla de video interna en su cabeza donde ve una y otra vez esas imágenes inquietantes. Sufre de irritabilidad, aumento del reflejo de sobresalto, ansiedad anticipatoria, entre otros problemas mentales”, explicaron los abogados de Henry Soto a The Guardian.

En tanto, un portavoz de Microsoft asegura que la empresa “no está de acuerdo”  con las acusaciones, pues asegura que se utilizan ciertas técnicas, tales como el desenfoque, para evitar que los empleados se expongan al realismo completo de las imágenes. 

The Guardian destaca que moderadores de Facebook, YouTube y de otras empresas de tecnología han sufrido un trauma psicológico similar.

Compartir

Lo más Reciente

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES DE LA SALUD