x

Johnson & Johnson teme que sus bombas de insulina sean hackeadas

A través de un comunicado, Johnson & Johnson informó a sus pacientes que existe un riesgo de seguridad en una de sus bombas de insulina digitales.
Share on twitter
Share on facebook

A través de un comunicado de prensa, Johnson & Johnson (J&J) informó a sus pacientes que existe un riesgo de seguridad en una de sus bombas de insulina digitales.

La compañía farmacéutica detalló que hackers podrían vulnerar la seguridad del dispositivo y provocar sobredosis de insulina a pacientes con diabetes, sin embargo, indicó que el riesgo es bajo.

Cabe señalar que recientemente el ECRI Institute dio a conocer una lista con las  principales tendencias tecnológicas en salud en 2017. Una de ellas tiene que ver con la ciberseguridad. De acuerdo a la información dada a conocer por la institución, los dispositivos generalmente están conectados a una plataforma electrónica ya sea por vía inalámbrica o no. Debido que los dispositivos hacen uso de la red, un hacker podría acceder a la información médica del paciente y hacer mal uso de ella, por lo que el ECRI Institute sugiere a las instituciones de salud o empresas particulares tomar en cuenta los pasos necesarios para evitar posibles amenazas cibernéticas.

Directivos de J&J declararon a la agencia de noticias Reuters que desconocían los intentos de ataque cibernético a la bomba de insulina Animas OneTouch Ping. “Ya advertimos a nuestros clientes y ofrecimos algunos consejos sobre cómo solucionar el problema”, dijeron. 

“La posibilidad de un ataque cibernético al sistema OneTouch Ping es extremadamente baja”, informó la compañía a los médicos y a 114 mil pacientes que utilizan esta bomba de insulina en los Estados Unidos y Canadá.

“Para que una persona tenga acceso al sistema es necesario que tenga conocimientos técnicos elevados, equipo sofisticado y la proximidad a la bomba, debido a que el sistema OneTouch Ping no está conectada a internet o a cualquier otra red externa”, dijeron los portavoces de la empresa.

Sin embargo, Jay Radcliffe, paciente con diabetes e investigador de la firma de seguridad cibernética Rapid7 Inc., comentó que anteriormente ya había expuesto las formas en que un hacker puede simular la comunicación entre el control remoto y el dispositivo médico, lo que podría ocasionar que el usuario reciba cargas de insulina superiores a las recomendadas, un problema que puede causar hipoglucemia.

“El sistema de OneTouch Ping es demasiado vulnerable porque esas comunicaciones no están encriptadas para evitar que personas maliciosas puedan acceder al dispositivo”, aseguró Radcliffe.

Mientras tanto, Brian Levy, director médico de la unidad de diabetes de J&J aseguró que el sistema OneTouch Ping “es totalmente seguro y confiable. Instamos a los pacientes a permanecer con el producto”.

Imagen: www.jewishbusinessnews.com.

Compartir

Lo más Reciente

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES DE LA SALUD