x

Médicos cometieron fraude por más de 900 millones de dólares a Medicare

Las autoridades calificaron este hecho como la mayor operación judicial de su tipo, superando los 712 mdd defraudados por 243 acusados en 2015
Share on twitter
Share on facebook

El Departamento de Justicia de Estados Unidos dio a conocer lo que calificaron como la mayor operación judicial de su tipo en la historia de la agencia, después de que realizaran cargos civiles y criminales contra 301 profesionales de la salud por haber cometido un fraude por más de 900 millones de dólares a Medicare. Los cargos incluyen soborno y lavado de dinero.

Loretta Lynch, fiscal general de Estados Unidos, mencionó durante una conferencia de prensa que se levantaron cargos contra 61 médicos y 240 enfermeras, así como a farmacéuticos, terapeutas físicos y otros proveedores sanitarios a domicilio, en 36 distritos del país.

De acuerdo a la fiscal, esta operación rompió una cifra récord, en comparación con los cargos ocurridos en 2015 contra 243 acusados por fraude por 712 millones. “Todos los acusados traicionaron los principios básicos de su profesión”, dijo Loretta Lynch.

Los profesionales de la salud implicados en el fraude millonario a Medicare están acusados de varios delitos, desde conspiración de fraude, hacer declaraciones falsas, soborno y lavado de dinero. “Los acusados cobraron facturas falsas excesivas, además recetaron tratamientos y fármacos que los pacientes en realidad no necesitaban”, comentó Lynch.

Sobre este caso, la fiscal mencionó como ejemplo a un grupo de personas que estaba a cargo de controlar una red de clínicas en Brooklyn, quienes atraían a pacientes con sobornos. “Los médicos recetaban tratamientos que los pacientes no necesitaban, por lo que estas clínicas recibieron más de 38 millones de los programas Medicare para ancianos y jubilados, así como Medicad, para personas con escasos recursos”, señaló.

La funcionaria explicó que el dinero fue lavado a través de más de 15 empresas ficticias.

Lynch dio a conocer otro caso en el que una clínica en Detroit, cobró a Medicare más de 36 millones de dólares, pero en realidad la institución de salud sólo era una fachada para el desvío de narcóticos.

“El fraude en materia de salud es un delito grave. La gente a la que dimos seguimiento en estas operaciones usaron fondos públicos para su enriquecimiento personal. Lo peor de todo es que muchos profesionales de la salud sólo prometen curas y tratamientos que al final nunca ofrecen”, dijo Loretta Lynch, quien informó sobre una nueva tendencia de fraude la cual consiste en el robo de cédulas de identidad de médicos para ofrecer recetas falsas dentro de un supuesto plan de cobertura de tratamientos del programa Medicare.   

Compartir

Lo más Reciente

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES DE LA SALUD