x

Para muchas mamás trabajadoras, primero son los hijos, y al último, su salud

Muchas madres deben hacer malabares para encontrar un equilibrio entre su vida profesional y la maternidad.
Share on twitter
Share on facebook

El caso de Karelle Leroy es una historia que se repite en muchas partes del mundo. Se trata de las mamás que deben trabajar toda la semana anteponiendo su salud, para a cambio, conservar el bienestar de sus familias.

Karelle tiene 36 años y es una madre australiana de dos niños. De acuerdo a sus propias palabras, rara vez se toma un descanso fuera del trabajo, pues prefiere reservar sus diez días que su empresa le otorga por enfermedad, para cuidar a sus hijos cuando éstos se enferman.

Karelle Leroy trabaja cinco días a la semana de 8 de la mañana a 5 de la tarde. Pero su trabajo no termina ahí, ya que debe destinar otras 30 horas a la semana para realizar las tareas del hogar y cuidar a sus hijos. Antes de tener hijos, ella solía correr maratones, pero eso quedó atrás. “Ya no corro más, ahora la salud de mis hijos es prioridad y la mía está en segundo lugar”.

Una investigación realizada en Australia reveló que las madres de este país trabajan incluso más horas que cualquier CEO. El estudio también observó que las mujeres que son mamás y que además trabajan, suelen comprometer su salud por anteponer el bienestar de su familia.

El estudio analizó a mil 9 mujeres con uno o más hijos menores de 17 años y demostró que más de un tercio no había faltado a trabajar cuando se encontraban enfermas. En cambio, el 70 por ciento dijo que había tomado su tiempo libre para cuidar a sus hijos enfermos. El estudio también halló que la mayoría de las madres australianas llegan a trabajar hasta 80 horas a la semana, tiempo que reparten entre su trabajo y las actividades en el hogar. esto es más de lo que trabajan algunos directivos de grandes empresas.

Los expertos mencionaron que casi dos tercios de las mujeres encuestadas, a pesar de sentirse enfermas, prefieren apartar sus días de vacaciones para cuidar a sus hijos cuando éstos enferman.

Añadieron que muchas madres deben hacer malabares para encontrar un equilibrio entre su vida profesional y la maternidad. Como madres, se concentran tanto en mantener a sus hijos felices, que pasan por alto sus propias necesidades.

  

Compartir

Lo más Reciente

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES DE LA SALUD